Entradas

Mostrando entradas de diciembre 24, 2017

Aprovecharé

Imagen
Día 30
Con Jesús por la mañana. “Aprovecharé para estar más con mis seres queridos, poniéndoles el oído para resarcir tantos apuros y justificaciones. Retirarme de las cosas que me ocasionaron tantos dolores de cabeza, no es renuncia, sino premio. Enséñame, Señor, a retirarme. Enséñame, Señor, a descubrir todo lo que me falta para ser feliz y a hacer feliz a los demás” (Ernesto Giobando sj). Acércate a alguna persona mayor que necesite compañía, y sé ocasión para que descubra la riqueza que este tiempo le regala. Ofrece por la intención de Papa todo lo que hoy vivas.
Con Jesús por la tarde. “Había también allí una profetisa llamada Ana… Se presentó en ese mismo momento y se puso a dar gracias a Dios. Y hablaba acerca del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén” (Lc 2, 36. 38). ¿De qué hablas con las personas mayores? ¿Te interesas por los temas que a ellos les importan o te comportas con intolerancia o impaciencia? Actualiza el propósito del día con amor y tolerancia.
C…

Ante la adversidad

Imagen
Día 28
Santos Inocentes.
Con Jesús por la mañana. El Evangelio de hoy nos invita a mirar el compromiso, la fe y la entrega de José y María cuando deben huir a Egipto para salvar al Niño de las manos de Herodes. “Jesús exige decisiones radicales que pueden estremecer la vida entera de una persona. No las dulcifica ni las esconde. Nadie debe sentirse engañado por las apariencias ni seducido por la lisonja. El Reino es lo más importante incluso más que la propia vida” (Benjamín González Buelta sj). ¿Qué te dicen a ti estas palabras? Reflexiona. Ofrece el día por la intención del Papa.
Con Jesús por la tarde. “José se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto” (Mt 2, 14). Sólo creces si dejas atrás aquello que no te ayude, no porque entiendas sino porque crees. Continúa reflexionando sobre tus compromisos y decisiones en medio de dificultades y repite al ritmo de tu respiración: “Sólo en Dios pongo mi confianza, sólo en Dios pongo mi afición”.
Con Jesús por la noche. Reco…

Encuentros

Imagen
Día 27
San Juan Apóstol Evangelista.
Con Jesús por la mañana. “Nuestra afectividad necesita relaciones hondas. Por supuesto, la primera relación a la que hay que dar tiempo de calidad, no las sobras cansadas de nuestro día asaltado por un ritmo frenético, es al encuentro explícito con Dios en la oración, para que podamos vivir todo el día en el sabor de ese encuentro. Las amistades humanas profundas y duraderas le dan al corazón raíces para alimentar su consistencia” (Benjamín González Buelta sj). ¿Dedicas tiempo al encuentro con Dios? ¿Cuidas del tiempo con amigos? Concreta un propósito para estos encuentros y ofrécelos por la intención del Papa.
Con Jesús por la tarde. “Corrió al encuentro de Simón Pedro y del otro discípulo al que Jesús amaba, y les dijo: se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto. Pedro y el otro discípulo salieron y fueron al sepulcro” (Jn 20, 2-3). María Magdalena busca en el sepulcro y el vacío la desconcierta. ¿Dónde buscas a Dios en es…

En el silencio está Dios

Imagen
Día 26
Con Jesús por la mañana. “Y nadie percibe que en el silencio está Dios, que hace dos mil años se nos volvió Palabra silenciosa. Pisó el mundo sin ruido, no entró en la humanidad precedido de heraldos trompeteros, sino calladamente, en un portal perdido en un poblacho, entre dos bestias silenciosas y dos padres que le miraban atónitos  callados…La buena noticia estaba construida de silencio” (José Luis Martín Descalzo). Acércate al pesebre y sólo mira, no te llenes de palabras, respira profundo, y deja que la imagen te hable. ¿Qué sientes después de esta callada oración? Ofrece tu día por  la intención del Papa.
Con Jesús por la tarde. “Cuando los entreguen, no se preocupen de cómo van a hablar o qué van a decir: lo que deban decir se les dará a conocer en ese momento, porque no serán ustedes los que hablarán, sino que el Espíritu de su Padre hablará en ustedes” (Mt 10, 19-20). Deja que Dios hable en el silencio de tu corazón, Él tiene palabras de Vida. Vuelve la mirada al pesebr…

Nace el Señor

Imagen
Día 25
Natividad del Señor.
Con Jesús por la mañana. “Me imaginaba yo entonces que, en el momento exacto en el que nació Cristo, todas las cosas, el mundo entero, contuvo el aliento y se hizo en todo el universo ese gran silencio que ya nunca se ha repetido jamás…¿O es que podría Dios hacerse hombre sin que se detuvieran de asombro las estrellas, se callaran absortos los animales, vivieran un misterioso temblor las flores y las cosas todas? (José Luis Martín Descalzo). Quédate contemplando el pesebre, entra en la escena, y toma parte de ella. ¿Qué descubres? Ofrece tu día por la intención del Papa. 
Con Jesús por la tarde. “Al principio existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. Al principio estaba junto a Dios” (Jn 1, 1-2). Dios se hizo uno con nosotros, unido íntimamente a nuestra humanidad, para siempre. Continúa contemplando en silencio a Jesús nacido entre nosotros. Repite en tu corazón: “Gracias, Señor, Gracias”.
Con Jesús por la noche. Explora tu …

Soledad silenciosa

Imagen
Día 24
Día nueve Novena de Navidad.
Con Jesús por la mañana. “Nada se teme tanto como la soledad silenciosa. Y sólo en ella nace Dios y se le encuentra. En realidad, todas las cosas verdaderamente importantes ocurren en silencio: se crece en silencio, se sueña en silencio, se ama en silencio, se piensa en silencio, se vive en silencio, hasta la misma muerte se acerca a los hombres con pies de terciopelo” (José Luis Martín Descalzo). Haz silencio en tu corazón para recibir a Jesús. ¿Qué dimensión de ti, necesita de Dios? Ábrela como albergue de nacimiento. Ofrece todo lo que vivas por la intención del Papa.
Con Jesús por la tarde. “Y junto con el ángel apareció de pronto una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra, paz a los hombres amados por él”! (Lc 2, 13-14). Continúa poniendo en práctica el propósito del día y repite en el silencio de tu corazón: “Señor, ven a mí”.
Con Jesús por la noche. Pon un nombre a tu semana. T…